...espai virtual de reflexió crítica sobre la realitat d'Almassora, la Plana i el món en general. Noticies, històries, art, poesia, contes, cultura,natura, experiències, ...

AlmassoraTeVeu

CRÍTICA DE LIBROS: "Casi nunca" de Daniel SADA. Entre la perversión y la santidad

Reseña de la editorial: Demetrio Sordo es un agrónomo que pasa sus días en la grisura de su empleo como administrador y técnico agrícola en un rancho de Oaxaca, en 1945. Un día, aburrido, decide que el sexo dará sentido a su vida y va al primer burdel que encuentra. Ahí termina muy allegado a una morena, Mireya, con quien se entiende a la perfección. Poco después, la madre de Demetrio, Telma, le pide que viaje hasta Coahuila, donde ella vive, para asistir a una boda en la población de Sacramento, hogar de su prima Zulema. La idea obvia es que el joven se entienda con alguna señorita ilustre de la comunidad para que haya boda. Y así sucede: Demetrio queda prendado de Renata y casi de inmediato comienza su compromiso. Se establece así el principal conflicto de la novela: Demetrio quiere mantener ambas relaciones hasta que sea inevitable romper con Mireya. Pero ésta ya ha pensado en que sea el agrónomo su salvador, quien la ayude a salir del burdel y se case con ella para fundar juntos una familia.

 

 

El mexicano Daniel Sada es un autor extraño, difícil. No es de los que facilita la tarea al lector.

Hace tiempo leí su interesante novela “Porque parece mentira la verdad nunca se sabe” y me gustó su barroca forma de escribir, de buscador de palabras (si el camino se estrecha, también se puede anchurar). Es un maestro en la descripción de situaciones y en el empleo de coloquialismos del México profundo.

Emplea expresiones deliciosas: jalarse (irse), fregado, rapidito, riesgoso, nomás, lugarcito, fuereños (forasteros), pasitamente

El narrador tal vez le diga al lector lo que va a pasar, abreviarle y pedir su opinión. Así, cuando escribe: centrémonos en lo de las cuentas; y poco después: Y salgámonos de eso para dar paso a lo reciente y nos narra otra cosa. En otra ocasión: ahorrémonos las lentitudes del acercamiento palabrero para ir al abrazo.

El tema de “Casi nunca” es sugerente: Hacia 1945, un agrónomo de casi dos metros de altura (en un país de chaparros) que se desfoga seis veces por semana con una puta, se enamora de Renata hermosa joven de Sacramento, decente y radicalmente distinta. No me resisto a transcribir el primer diálogo que entablan:

–Usted es la mujer más bella que he conocido en mi vida y me imagino que la más bondadosa.

–Habla usted muy bonito. Me gusta lo que me ha dicho y también, la verdad, me gustaría seguirlo oyendo.

–Yo siempre le diré cosas que la halaguen. Palabras tan suaves y lindas como usted.

–Pues yo siempre le daré las gracias.

Esta preciosidad vive a tres días de su enamorado; en el viaje, el pretendiente ha de usar tren, avioneta, barca, autobús y caballería con un calor agobiante y por carreteras sumamente precarias. La pareja se verá solamente durante una hora dos veces al año, bajo formas protocolarias muy estrictas El segundo año la bella Renata le permite el tuteo (ella, a siete metros de distancia, le dice a Demetrio: Me da mucho gusto que hayas venido, pero no puedo estar contigo. No estoy presentable. Ven mañana a esta misma hora, si es que puedes). Al tercer año, puede agarrarle la mano… El agrónomo Demetrio reflexiona: “El primer beso en la boca sería algo tan apartado como la distancia entre la tierra y el sol”.

La recompensa vale la pena.

En el México de aquellos años la incultura era tremenda. Los campesinos no sabían leer ni escribir ni de números, ignorando el valor de las cosas; lo que obligaba a la dependencia absoluta del patrón. Un desierto verbal, un agónico tedio de la vida; sólo vence la tenacidad.

La primera parte de la novela relata los esfuerzos de Demetrio para quitarse de encima a la prostituta. La segunda mitad, los esfuerzos para conseguir a Renata. Los temas son el sexo y el dinero; los personajes, reales y creíbles.

El mejor hallazgo de la novela creo que es un  pasaje entre Zulema, la tía del protagonista, y su antiguo y fallido amor, que ahora ya es un anciano decrépito y con multitud de nietos: “Dos viejos desnudos acostados en la cama no muy ancha acariciándose con manos trémulas. Miedos, más que besos en la boca, era lo que se daban”. El romance sólo dura tres días porque el viejo muere.

Las últimas palabras de la novela son: “Puro deleite”.

Se la recomiendo a ustedes.

Escriure un comentari

Es prohibeixen els insults i ofenses cap a les persones així com paraules malsonants i blasfèmies que desvirtúen el debat i falten el respecte a les persones.

Códi de seguretat
Actualitzar

Si voleu publicar...

... articles, tindre el vostre blog propi, penjar fotografies sense comentaris (denúncies, fets curiosos, paisatges d'ací d'interès, etc.) o voleu gestionar la vostra galeria d'imatges, podeu posar-vos en contacte amb nosaltres enviant un correu a: almassorateveu@gmail.com. En uns dies, ens comunicarem amb vosaltres.

- Si us agradaria tindre un blog, s'han d'acceptar uns compromisos mínims de manteniment.

- Si el que voleu és publicar articles esporàdics, heu d'atendre a les normes de publicació que es trobareu detallades en l'apartat Qui som? d'aquest mateix blog.En tot cas, els vostres escrits es publicarien en la secció AlmassoraTeVeu signats i identificats.

- Si el vostre desig és penjar alguna imatge puntual en què vulgueu fer alguna denúncia, o mostrar una curiositat o simplement publicar una fotografia estètica heu de saber que acceptarem ni publicarem imatges amb Copyright.

- Finalment, si preferiu tindre la vostra galeria de fotografies (artístiques, periodístiques, documentals, monogràfiques, científiques, etc.) haureu d'acceptar també alguns compromisos de manteniment.

Vist (des de 04-03-15)

© 2009-2014 by GPIUTMD